Chat Gratis en Español Geles antibacterianos: los gérmenes que no matan estos productos (y por qué a veces es mejor usar agua y jabón) – Chat Gratis

Se ven por todas partes: en baños públicos, en hospitales, en gimnasios, a la entrada y salida de sitios con mucho tráfico humano, instalados en dispensadores fáciles accionar.

Además son súper fáciles de llevar en el bolsillo en pequeñitas botellas plásticas. Bastan unas gotitas y listos, ya podemos agarrar ese sándwich con las manos y comérnoslo sin riesgo.

Son los populares geles antibacterianos, antisépticos o desinfectantes para las manos que nos hacen la vida más fácil en esta era obsesionada con la higiene.

  • El secreto para lavarse las manos de la mejor manera y por qué no tiene que ver con usar agua caliente
  • Lo que vive debajo de tus uñas por más que te laves las manos

Sin embargo, una investigación realizada por los Centros para el Control de las Enfermedades y la Prevención de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) señala que los geles desinfectantes y antibacterianos para las manos no son tan efectivos contra algunos tipos de gérmenes que se pueden controlar mejor con agua y jabón.

Aunque los CDC señalan que en la mayoría de los casos desinfectarse las manos con estos geles embotellados funciona también como lavarse con agua y jabón, hay un límite a lo que estos productos pueden erradicar y las condiciones en las que pueden ser efectivos.

Una ilustración de una lupa que revela gérmenes en las manos

Los geles no eliminan todos los gérmenes y microbios.

Peligrosas infecciones

Los geles de manos no te pueden proteger contra la salmonela, el e. Coli, el estafilococo aureus resistente a los antibióticos (MRSA) y el norovirus, que pueden causar serias complicaciones, inclusive la muerte.

Estas cuatro enfermedades se pueden transmitir de persona a persona. En el caso de la salmonela y el e. Coli, causan diarrea que puede ser letal en casos severos.

El contagio puede suceder por contacto con heces o con alimentos que no han sido debidamente refrigerados.

Sin embargo, esto se puede evitar si te lavas las manos con agua y jabón, especialmente después de usar el baño o cuando preparas comida.

El norovirus es una enfermedad común que suele contraerse en cruceros y es fácilmente trasmitida entre los pasajeros y la tripulación.

Es la causa principal de los síntomas de gastroenteritis o “gripe intestinal” y los geles antibacterianos simplemente no lo pueden matar.

Padre, madre e hija se toman una foto a bordo de un crucero

En los cruceros es fácil que se transmita norovirus entre los pasajeros y la tripulación.

A pesar de que en los cruceros y otros barcos de pasajeros abundan las estaciones con estos geles, los CDC recomiendan con mucho ahínco que los pasajeros se laven las manos con agua y jabón.

Por otra parte, el estafilococo aureus MRSA causa infecciones cutáneas y, algunas veces, pulmonía. Su origen en una infección bacteriana que es difícil de tratar porque se ha vuelto resistente a algunos antibióticos.

  • •Argentina: ¿qué tan peligrosa es la bacteria Streptococcus pyogenes que tiene en alerta al sistema de salud de la nación sudamericana?

Está presente en hospitales y otros ambientes del cuidado de la salud, pero una cuidadosa lavada de manos con agua y jabón también puede prevenir la propagación de esta enfermedad.

Los desinfectantes de manos que están basados en alcohol pueden ser efectivos para eliminar las bacterias que causan MRSA, pero estos deben contener por lo menos 60% de alcohol para limpiar bien las manos.

Línea

Recomendaciones de los CDC para prevenir infecciones

  • Lavar las manos correctamente es lo mejor: lavarse con agua y jabón durante 20 segundos sigue siendo la manera más efectiva para eliminar gérmenes y microbios de las manos.
  • Desinfectantes con mucho alcohol: en caso de que no haya agua y jabón disponibles, asegúrate de que la concentración de alcohol en el gel que uses sea superior a 60%. Algo menor no es efectivo.
  • Usar el producto antibacteriano correctamente: El gel o líquido debe cubrir toda la superficie de las manos y se debe dejar secar para que tenga mayor efecto.
  • Geles sin alcohol o con poco alcohol son poco efectivos: no sirven contra todos los tipos de gérmenes en las manos, particularmente el novovirus, una de las causas de la gastroenteritis.
Línea

Si alguien en tu alrededor está vomitando o sufriendo diarrea o se sabe que está infectado con MRSA, lávate las manos inmediatamente con agua y jabón, siguiendo las técnicas de lavado apropiadas para erradicar los gérmenes que puedas haber contraído. Los geles antibacterianos no lo harán efectivamente.

Los desinfectantes que contengan 60% de alcohol pueden ser una alternativa conveniente. La contraindicación es que ese alcohol es tóxico y los geles y otros productos antibacterianos con un alto contenido alcohólico pueden causar envenenamiento sin son ingeridos, particularmente por niños.

Niños con las manos sucias sembrando una planta

Hay situaciones en las que las manos están demasiado sucias para que los geles funcionen eficientemente.

Además, los CDC advierten que mientras muchos productos antibacterianos pueden reducir el número de microbios en las manos en algunas situaciones, no los eliminan del todo.

El resultado es que esas bacterias pueden desarrollar una resistencia a ese gel de manos.

También hay situaciones en las que los geles antibacterianos no funcionan muy bien, como cuando las manos están muy engrasadas o sucias. Esas condiciones se pueden dar cuando se hace camping, se practica algún deporte o se hace jardinería.

Los productos antibacterianos tampoco son muy buenos para eliminar los químicos dañinos de las manos, como pesticidas y metales pesados.

En todos estos casos, una vigorosa lavada de manos con agua y jabón durante unos 20 segundos sigue siendo lo mejor.